Ahorro

9 consejos para ahorrar en tu visita al supermercado

No planificar tus compras y no contemplarlas en tu presupuesto, puede representar una fuga para tu bolsillo. 

Por Mi Bolsillo

9 consejos para ahorrar en tu visita al supermercado. - Especial (Pxhere)

Mejorar nuestras habilidades en el manejo del dinero es clave. Siempre lo ha sido pero en tiempos de crisis como el que actualmente atraviesa el mundo, esto se vuelve más relevante. Una de las áreas en las que puedes ahorrar si haces pequeños cambios es en la de alimentación. Normalmente si comes mucho en restaurantes, el costo en éste rubro se incrementa. Por ello, es recomendable que la mayoría de las ocasiones, comas en casa o prepares en el hogar y lleves a tu trabajo algo listo, en caso de necesitarlo.

Ahorrar en el área de alimentos no implica comer menos, tampoco reducir la calidad nutricional. Solamente se requiere de ciertos ajustes que si logras llevar a cabo de manera disciplinada, te ayudarán a ahorrar dinero. Eso empieza por cómo y qué compras al momento de hacer tus compras en el supermercado. Para ello, te dejaremos algunos consejos. 

Nueve tips para ahorrar en tu visita al supermercado:

1. Haz una lista. Pega en un lugar visible (como el refrigerador) una hoja donde puedas anotar lo que falta en casa, así sin darte cuenta irás armando la lista del supermercado, y lo mejor es que ésta incluirá sólo lo necesario. 

2. Compara precio y calidad. No se trata de comprar lo más barato todo el tiempo, sino de comprar lo mejor al menor precio posible. La calidad es la característica esencial del producto que nos interesa.

3. Ve al supermercado lo menos posible. Si vas al súper dos veces por semana en vez de cada quincena, corres el riesgo de que en cada visita se cuele a tu carrito un producto que no tenías planeado. Es mejor realizar las compras de toda la quincena (excepto los productos perecederos, a menos que decidas congelarlos).

4. Enfócate en lo que necesitas. Los supermercados por lo general ponen los productos indispensables como carnes, leche, frutas y verduras, hasta el final de la tienda y los menos como enlatados o juegos, en pasillos centrales. 

5. Acude después de comer. Si haces tus compras con hambre, querrás llevar todo aquello que se te antoje y que no necesariamente necesitas.

6. No pagues con tarjeta de crédito. La tarjeta de crédito no es dinero extra, es un préstamo que tendrás que pagar con intereses y no se recomienda su uso para comprar productos de consumo inmediato como la despensa. La excepción a esto quienes liquidan el total de sus consumos cada mes.

7. Revisa fechas de caducidad. Las tiendas suelen colocar los productos que caducan más tarde hasta atrás de los refrigeradores o anaqueles.

8. No tiene que ser de marca. Muchos supermercados ofrecen productos de marca propia que suelen vender a menor precio que los de marcas que pagan mucha publicidad. Algunas veces la diferencia de precio se debe a eso: a los costos de publicidad o de empaques muy elaborados. Compara: si son similares podrías ahorrarte algunos pesos.  

9. El tamaño importa. Cuando no tenemos mucho dinero, todo lo compramos en pequeñas cantidades para que nos alcance. Pero a veces, cuanto más pequeño es el envase, más caro es el producto proporcionalmente. Si se trata de un producto de uso habitual, no perecedero, como el papel higiénico, es mejor hacer el esfuerzo por comprar uno grande.

Como puedes ver, todo se trata de orden y aplicar ciertas técnicas, de mucho sentido común - como las anteriores, recomendadas por la Condusef - para que puedas adquirir nuevos hábitos y empezar a ahorrar dinero de verdad.

En esta nota

  • Ahorro
  • Finanzas Personales

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre las finanzas que afectan tu bolsillo.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Ahorro